Ácido hialurónico: una sustancia totalmente biocompatible

El ácido hialurónico (AH) es un polímero biológico perteneciente a la familia de los glicosaminoglicanos (GAG) naturalmente presentes en la cuerpo humano, pero también en bacterias, hongos y animales. Su biocompatibilidad con el cuerpo humano permite una integración perfecta en todos los tejidos.

DÓNDE LO PODEMOS ENCONTRAR

Lo encontramos en la dermis (la capa cutánea más gruesa), en el cartílago articular, en el líquido sinovial que rellena las cavidades de las articulaciones, en los tendones y en el humor vítreo ocular.

PROPIEDADES

Mejora la hidratación, la consistencia y la elasticidad de los tejidos y es un actor clave en la cicatrización de las heridas y en el funcionamiento normal de las articulaciones. Además, también ayuda a paliar muchas incomodidades o molestias femeninas.

CÓMO SE UTILIZA

Se utiliza en el tratamiento de las lesiones cutáneas agudas y crónicas; para el tratamiento intraarticular de enfermedades traumatológicas y degenerativas ; en oftalmología y cirugía general como agente antiadherente y, en el campo del bienestar, con aplicaciones en medicina estética.

Hymovis_H2O

El ácido hialurónico presente en los tejidos se metaboliza y elimina constantemente, para que el cuerpo pueda sintetizarlo y reponerlo de manera continua.

Durante el envejecimiento fisiológico o en presencia de condiciones patológicas particulares, la producción del ácido hialurónico tiende a reducirse, favoreciendo el inicio de fenómenos relacionados, como el envejecimiento cutáneo y la osteoartritis (OA).

Mejora de la función articular y el alivio del dolor

Cuando se inyecta directamente en la articulación (Ácido hialurónico intraarticular, terapia IAHA), el ácido hialurónico ha demostrado prevenir o retrasar el inicio de lesiones artríticas en el cartílago articular. Esto es porque restaura la viscoelasticidad del líquido sinovial, favoreciendo la movilidad y aliviando el dolor. Además, también ha demostrado frenar la progresión fisiológica del daño en el cartílago.

Su función en la salud articular

El ácido hialurónico está naturalmente presente en el líquido que rellena la cavidad articular (líquido sinovial). Por tanto, es responsable de la resistencia y la elasticidad del cartílago y facilita su función como soporte de carga. Cuanto más lento es el flujo del líquido sinovial (por ejemplo, en reposo o al caminar), más elevada es la viscosidad y, por tanto, su capacidad de lubricación. Por el contrario, cuanto más elevado sea el flujo (por ejemplo, al correr), menor es su viscosidad: el líquido sinovial se vuelve más elástico y es capaz de ejercer una acción amortiguadora en caso de traumatismo o impacto mecánico.
Asimismo, gracias a su capacidad para interaccionar con receptores específicos, el AH es capaz de controlar la respuesta inflamatoria y el dolor.

Por qué se utiliza

En varios modelos animales de osteoartritis, la inyección intraarticular de ácido hialurónico exógeno ha demostrado su utilidad para prevenir o retrasar el inicio de lesiones artríticas en el cartílago articular. El dolor articular crónico afecta a millones de personas en el mundo y tiende a agravarse con el envejecimiento progresivo; también puede aparecer como resultado de un traumatismo o microtraumatismo en la articulación.

No todos los ácidos hialurónicos son iguales

Las propiedades del ácido hialurónico dependen de la longitud de la cadena y de su peso molecular.
Existen 4 generaciones de ácido hialurónico.

Primera generación

Ácido hialurónico de
BAJO PESO MOLECULAR:

Ejerce una actividad farmacológica y estimula la producción endógena de ácido hialurónico, ayudando así a frenar y, en algunos casos, a detener la progresión de la enfermedad (actividad FARME –fármaco modificador de la enfermedad para la osteoartritis).

Segunda generación

Ácido hialurónico de
PESO MOLECULAR MEDIO-ALTO
(PM > 1000 kDa):

Ejerce principalmente una acción lubricante, atenuando y absorbiendo de manera eficaz los impactos en la articulación como consecuencia de un traumatismo y/o cargas pesadas.

Tercera generación

Ácido hialurónico
RETICULADO:

No posee actividad biológica alguna, pero posee un efecto lubricante significativo y propiedades amortiguadoras.

Cuarta generación

Ácido hialurónico con
la Tecnología MO.RE® (MObile REticulum):
:

Se llama Hymovis® y es fruto del I+D de Fidia Farmaceutici, una empresa italiana con más de 50 años de experiencia en el ácido hialurónico. Basado en la molécula exclusiva HYADD®4 (derivados parciales de hexadecilamida de ácido hialurónico), Hymovis® posee propiedades viscoelásticas innovadoras que le permiten recuperar por completo su estructura, incluso tras impactos mecánicos reiterados, debido a una mínima pero sofisticada modificación química que afecta a tan solo el 2-3% de toda la molécula (Tecnología MO.RE®). Asimismo, también se ha demostrado que Hymovis® tiene capacidad para actuar sobre los parámetros inflamatorios que caracterizan el proceso de la osteoartritis (OLIVIERO et al. 2013).

UNA SOLUCIÓN AVANZADA
QUE OFRECE LIBERTAD DE MOVIMIENTOS.

Hymovis® está indicado para el tratamiento del dolor provocado por articulaciones osteoartríticas, para el tratamiento conservador de la lesión meniscal de la rodilla y para mejorar la movilidad articular mediante el aumento de la viscoelasticidad del líquido sinovial.

Un ciclo de tratamiento para las articulaciones osteoartríticas consta de dos inyecciones administradas con una semana de diferencia. Y el ciclo de tratamiento en articulaciones con lesión meniscal es dos inyecciones administradas con un intervalo de dos semanas.

La terapia con inyecciones de Hymovis® solo debe administrarla un especialista.

Hymovis® frena el deterioro del cartílago y mejora la lubricación y las propiedades amortiguadoras del líquido sinovial, protegiendo así al cartílago y los tejidos blandos frente a las lesiones mecánicas.

Permanece en las articulaciones hasta 28 días y puede recuperar su estructura original de manera indefinida tras un impacto mecánico. La exclusiva Tecnología MO.RE.® –MObile REticulum– (patentada en exclusiva por Fidia Farmaceutici s.p.a.) proporciona a Hymovis® las propiedades reológicas necesarias para recuperar su estructura espacial.

Hymovis® mejora los síntomas de manera significativa, reduciendo así la necesidad de utilizar analgésicos y mejorando considerablemente la calidad de vida del paciente.

Más información sobre Hymovis®: desde el diagnóstico hasta el tratamiento con el hidrogel de ácido hialurónico.
Descubra Hymovis® en pocos minutos, desde la patología hasta la terapia con gel a base de ácido hialurónico.

Revelación de información

Esta página web o las herramientas de terceros que utiliza emplean cookies necesarias para su correcto funcionamiento y útiles para los propósitos descritos en la política de cookies. Si desea más información al respecto o bloquear total o parcialmente el uso de cookies, consulte la política de cookies. Al cerrar esta pancarta, hacer clic en un enlace o seguir navegando de cualquier otro modo, acepta el uso de cookies.

Esta página web se dirige única y exclusivamente a profesionales sanitarios.

Para acceder a la página web, haga clic en SÍ, si es un profesional sanitario.
Si no es un profesional sanitario, seleccione NO para salir.

Esta página web es un recurso de información internacional dirigido a profesionales sanitarios internacionales afincados fuera de Estados Unidos (EE. UU.) interesados en acceder a información sobre Hymovis®. Aunque los servicios de Internet están disponibles para toda la comunidad internacional en su conjunto, el sector farmacéutico está sujeto a consideraciones normativas específicas de cada país. Esto significa que el estado del registro y las etiquetas de producto aprobadas de Hymovis® podrán diferir de un país a otro. Consulte la Información sobre prescripción local para acceder a todos los detalles.