VISCOSUPLEMENTACIÓN:
UN TRATAMIENTO SEGURO
PARA UNAS ARTICULACIONES
CAPACES DE ENFRENTARSE
A CUALQUIER RETO

infiltrazioni_scheletro

La terapia con ácido hialurónico intraarticular (o viscosuplementación) consiste en inyectar un preparado a base de ácido hialurónico directamente en la cavidad de la articulación afectada.
El ácido hialurónico inyectado restaura las propiedades viscoelásticas del líquido sinovial, el líquido producido por la membrana sinovial que cubre la cavidad de la articulación.

La edad, las sobrecargas, las anomalías metabólicas y los traumatismos pueden tener un efecto negativo sobre el equilibrio de las articulaciones, desencadenando procesos degenerativos que, con el tiempo, pueden ser irreversibles. Básicamente, la calidad y la cantidad de ácido hialurónico presente en el líquido sinovial se ven alteradas, incapacitando así a la molécula para proteger al cartílago por medio de la lubricación y la absorción de los impactos mecánicos.

Las inyecciones de Hymovis® ofrecen unos efectos rápidos y duraderos, permitiendo una mejor gestión de las distintas fases de la rehabilitación, hasta la recuperación total de los movimientos dinámicos de la articulación.

Expertos europeos en el campo de la osteoartritis coinciden respecto a la excelente relación riesgo/beneficio de la viscosuplementación. En efecto, la recomiendan como la primera línea de tratamiento para la osteoartritis, en especial, en pacientes con comorbilidad, puesto que les permite reducir la ingesta de antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y, en consecuencia, limitar los efectos adversos asociados con estos medicamentos.

Las inyecciones intraarticulares solo pueden ser administradas por profesionales sanitarios y facultativos autorizados y debidamente cualificados.

Requisitos previos para una eficacia óptima

PRECISIÓN DE LA TERAPIA

La terapia con inyecciones intraarticulares es un tratamiento sencillo que permite que los preparados a base de ácido hialurónico se puedan infiltrar directamente en la cavidad de la articulación afectada, reponiendo así los niveles de ácido hialurónico fisiológico.

En la última década, se han desarrollado muchos tratamientos (algunos quirúrgicos) para reparar los daños articulares, pero ninguno ha sido capaz de regenerar el cartílago hialino –que no se regenera por sí mismo– con todas sus características anatómicas y biomecánicas. De entre las numerosas terapias actualmente disponibles, Hymovis® destaca como un ácido hialurónico de nueva generación caracterizado principalmente por un innovador perfil reológico. Asimismo, también se ha demostrado que Hymovis® tiene capacidad para actuar sobre los parámetros inflamatorios que caracterizan el proceso de la osteoartritis (OLIVIERO et al. 2013)

FUNCIÓN BIOLÓGICA Y TECNOLOGÍA AVANZADA

La función biológica del ácido hialurónico resulta fundamental para el éxito de esta terapia. Esto queda especialmente patente en las estructuras químicas y los pesos moleculares específicos.

Hymovis® es un hidrogel viscoelástico, estéril y no pirogénico con un peso molecular óptimo (500-730 kDa). Una mínima pero sofisticada modificación química con hexadecilamida, que solo afecta a un 2-3 % de toda la molécula, le permite recuperar su estructura por completo, incluso tras impactos mecánicos repetidos (Tecnología MO.RE.®), manteniendo así sus propiedades lubricantes y con un tiempo de permanencia prolongado en la articulación de hasta 28 días.

Estas características convierten a Hymovis® en un producto innovador con propiedades reológicas muy similares a las presentadas por el líquido sinovial, lo que garantiza una lubricación adecuada de la articulación y una protección óptima del cartílago frente al impacto mecánico.

REGLAS IMPORTANTES PARA UNA ADMINISTRACIÓN SEGURA
DEL TRATAMIENTO

Garantizar una asepsia adecuada en la zona de inyección.

Inyectar lentamente la solución en la articulación usando una aguja estéril.

Garantizar que la articulación no muestra signos de inflamación; de lo contrario, no proceder con la inyección.

Eliminar la efusión en la articulación, en caso de estar presente, antes de la inyección.

No usar desinfectantes que contengan sales de amonio cuaternario porque el ácido hialurónico puede precipitarse en su presencia.

No inyectar sobre piel con lesiones en la zona de la infiltración.

Experiencia clínica

Es esencial que el facultativo tenga experiencia en la administración de inyecciones intraarticulares y que sea plenamente consciente de las indicaciones, contraindicaciones y las dosis a administrar para cada articulación.

infiltrazione_medico_ipad
infiltrazione_paziente_informato

Información del paciente

Los pacientes deben ser debidamente informados de las contraindicaciones y de las terapias alternativas. Para ello, los pacientes deberían acudir a la consulta de un facultativo que esté autorizado a administrar inyecciones intraarticulares.

Qué hacer después del tratamiento

Los pacientes deberían seguir algunas instrucciones sencillas a fin de garantizar unos resultados óptimos de la inyección.

Durante el tratamiento, los pacientes deberían suspender o, al menos, reducir cualquier actividad intensa o deportiva. Los expertos recomiendan un periodo de reposo de 12 a 24 horas. Durante este tiempo, los pacientes pueden caminar a paso lento, pero deberían evitar actividades con un impacto mecánico sobre la articulación, como levantar pesos.

Los pacientes pueden sentir una ligera sensación de quemazón tras la inyección; en este caso, se recomienda dejar reposar la articulación y aplicar hielo sobre la zona afectada.

Tras la inyección, es importante prevenir cualquier traumatismo. Los pacientes deberían considerar todos los factores de riesgo implicados y seguir una dieta equilibrada para garantizar la salud articular. También se recomienda asociar una condroprotección oral adecuada (es decir, hidrocloruro de glucosamina y sulfato de condroitina).

Consulte a su fisioterapeuta para diseñar un plan de ejercicios específico dirigido a recuperar la movilidad y fortalecer la musculatura en torno a la articulación.

Revelación de información

Esta página web o las herramientas de terceros que utiliza emplean cookies necesarias para su correcto funcionamiento y útiles para los propósitos descritos en la política de cookies. Si desea más información al respecto o bloquear total o parcialmente el uso de cookies, consulte la política de cookies. Al cerrar esta pancarta, hacer clic en un enlace o seguir navegando de cualquier otro modo, acepta el uso de cookies.

Esta página web se dirige única y exclusivamente a profesionales sanitarios.

Para acceder a la página web, haga clic en SÍ, si es un profesional sanitario.
Si no es un profesional sanitario, seleccione NO para salir.

Esta página web es un recurso de información internacional dirigido a profesionales sanitarios internacionales afincados fuera de Estados Unidos (EE. UU.) interesados en acceder a información sobre Hymovis®. Aunque los servicios de Internet están disponibles para toda la comunidad internacional en su conjunto, el sector farmacéutico está sujeto a consideraciones normativas específicas de cada país. Esto significa que el estado del registro y las etiquetas de producto aprobadas de Hymovis® podrán diferir de un país a otro. Consulte la Información sobre prescripción local para acceder a todos los detalles.